Home > Opinión > Barcelona, un escenario único ¿y saturado?
Barcelona, un escenario único ¿y saturado?

Barcelona, un escenario único ¿y saturado?

por Saber y Sabor

Muy orgullosos podemos sentirnos por ser privilegiados espectadores de la efervescencia gastronómica que se está viviendo en Barcelona. Aperturas llamadas a marcar tendencia (Enigma, La Barra) están coincidiendo con toda clase de eventos de gran interés (el 15 aniversario del ranking The World’s 50 Best, Tast a la Rambla), mientras templos de toda la vida como Via Veneto alcanzan los 50 años en un gran estado de forma. Pocas ciudades en todo el mundo condensan tanta riqueza gastronómica en tan poco espacio.

Por supuesto, el gran dinamismo de Barcelona conlleva peligros a los que hay que prestar atención. El posible exceso de oferta es uno de esos riesgos. Recientemente se daba a conocer que la Ciudad Condal había acumulado 1.370 aperturas de bares y restaurantes en tan solo cinco años. Cabe preguntarse dónde está el límite a partir del cual no existe demanda suficiente. ¿Es posible que Barcelona se enfrente a una burbuja gastronómica?

Otro de los problemas que surgen ante este auge gastronómico es el escaso tiempo que les queda a las nuevas aperturas e iniciativas antes de ser “olvidadas” o “enterradas” por el ruido que levantan las propuestas que siguen apareciendo sin descanso. Por no hablar del peligro que surge de un excesivo abuso de ideas gastronómicas de moda o cocinas trendy que acaban por homogeneizar el rico y personalísimo panorama culinario de la ciudad.

En definitiva, al tiempo que se aplaude el vitalismo de Barcelona, es preciso mantenerse vigilantes ante los posibles excesos y no olvidar aquellos restaurantes que más allá de la novedad han ayudado y siguen ayudando a que la capit adquiriera la notoriedad que hoy disfruta.

Actualidad

Actualidad

Encontrarás ésta y otras creaciones completas en saber y sabor #164

  Conseguir ejemplar » Suscríbete por sólo 29€ »
comments powered by Disqus